lunes, 17 de mayo de 2010

El Circo de la Fórmula 1














Nuestra última visita, puede que haya sido la más "glamurosa" y menos cultural de todas las que hemos realizado hasta la fecha. Un viaje de dos días por la Costa Azul. Tres países diferentes, Italia, Francia y .. Mónaco, ese pequeño principado lleno de yates, cochazos,etc. En fin mucho lujo solo al alcance de unos pocos.
Y esto es más grande si cabe cuando vas el fin de semana del gran premio de Fórmula 1. Sí, ese Gran Premio imposible que vemos desde la tele, donde los monoplazas van a más de 200Km/h por las estrechas calles de la ciudad. Aunque parezca imposible, no lo es.
Miles de personas ricas y no tanto se acercan desde el miércoles a vivir la F1. Los pobres como nosotros, sin entrada jeje, ya que una entrada en una simple tribuna para un día cuesta más de 300 euros, y no digamos el alojamiento. Nuestro objetivo era ver los entrenamientos libres del jueves y lo conseguimos. Situados en una colina que se dirige al castillo de Mónaco encontramos un sitio perfecto para disfrutar del Gran Premio. No os podéis imaginar la gente que mueve este peculiar deporte, ni tampoco el sonido de esas bestias en funcionamiento. Me refiero a los monoplazas, un sonido atronador de los motores, increíble de definir, pero que vale la pena escuchar.
Toda la mañana del jueves vimos los entrenamientos y tuvimos la suerte de ver a Fernando Alonso líder en ambos. Ver estas maravillas sobre el asfalto es una experiencia fántastica y más si lo ves bien situado sin haber pagado ni un duro.
Pero lo glamuroso no fue el jueves, sino el miércoles. Por una confusión a la hora de coger un tren, decidimos parar en Mónaco, lo cual no estaba previsto, pues íbamos de Ventimiglia (Italia) hacia Niza (Francia), con lo que el principado lo dejábamos para el jueves. Bendito error. El miércoles al no haber entrenamientos de F1 la ciudad no esta cortada al tráfico y te puedes mover por ella, por lo que dimos una vuelta andando por todo el circuito, una pasada.
Pasear por sitios tan míticos como la Rascasse, Loews, el Casino, Mirabeau, Santa Devota, el túnel, es algo que no tiene precio. Y todo esto con ambiente de F1. Pianos en el suelo (los de F1 eh, no los de música, vallas, semáforos, pit lane, padok (solo para acreditados), etc. Después de ver el circuito, y la ciudad (ya que la ciudad es el circuito) nos acercamos al mogollo, a la zona de los yates y los Motor Homes de los equipos (estos son donde viven los pilotos durante los días de Gran Premio), aunque en Mónaco algunos prefieren lo yates, como Flavio Briatore, su yate era el más grande de todo el puerto.
Como siempre, nos metimos en todos los lados que pudimos hasta que nos echaran y la cosa fue bien. Paseando por el puerto nos encontramos con el primer piloto de F1 que veríamos, era del equipo Force India, Vit Antonio Liuzzi que se dirigía al yate del equipo. Más tarde nos encontramos a los reporteros de La Sexta, Nira Juanco, muy guapa y simpatica ella y Antonio Lobato. Ambos en el Motor Home de Red Bull, donde también estaba el piloto español Jaime Alguersuari. Un crak que no tuvo problema para fotografiarse con nosotros. También vimos al ex reportero de la sexta Víctor Seara, ahora en Canal Nou, a pilotos campeones del mundo como Jenson Button, Lewis Hamilton, otros como Webber, Kobayashi, Chandhok, Glock, Heidfeld etc. En fin un monton de gente. Fue una pasada, Solo nos quedo poder ver a Fernando Alonso y a De la Rosa, pero no hubo suerte. Bastante habíamos tenido ya al poder ver a tantos pilotos sin acreditación.
En lo tocante a Fórmula 1 eso ha sido lo más destacado, pero también hemos visitado la ciudad francesa de Niza y la italiana de Ventimiglia, ambas en la preciosa costa Azul. Niza es muy bonita. Tiene una amplia playa de piedra dond disfrutar del Mediterráneo. Es una ciudad bastante tranquila y dedicada al turismo. No tiene mucho que ver pero caminar por su paseo marítimo esta muy bien. Ventimiglia, más de lo mismo, una gran playa de piedra y un lugar poco ruidoso y con unas preciosas vistas de la montaña y del mar. Un lugar muy acogedor para unas tranquilas vacaciones en el mar.
En fin, como veis le dedico muy poquito a estos dos sitios, pero es que lo vivido en Mónaco ha sido una experiencia única e irrepetible. Una gozada en toda regla. Espero poder volver alguna vez, aunque lo veo bastante complicado, pero quien sabe lo que te puede deparar el futuro.
Un saludo y hasta la próxima.

3 comentarios:

  1. hola chato enorabuena por lo de la formula 1 . Yo tambien he estado en monaco aunque no tuve tanta suerte como tu referente a la formula1.Pero los yates y el circuito si que los he visto y me encantaron , viste el casino de monaco bueno ya me contaras que me cuesta mucho escribir besos y disfruta que ya queda poco para que se acave lo bueno

    ResponderEliminar
  2. Jo, se nota que te ha encantado y que lo habeis pasado como enanos, que guay...

    YO me acuerdo que cuando estuve en Niza me llamó mucho la atención la imagen espectacular del mar tan azul que se veia desde la playa, era como en dos tonos diferentes de azul, todo super intenso, muy bonito... Ains, que recuerdos... ¿y os fijasteis que alli va mucha gente en patines y en bici? son muy deportistas ellos...

    Un besazo, y ya queda menos para achucharte! :)

    ResponderEliminar
  3. ¿Y es que les preguntabais a todos los que parecían pilotos que como se llamaban? Porque aunque sé que te conoces a todos los deportistas de todos los mundillos, esta prolifetración de nombres ya me parece demasiado. Será que no me doy cuenta de que eres un crac de los deportes.
    Que ganas tienen estos dos de aquí arriba de recordarte que ya te queda menos.
    Bs.

    ResponderEliminar