domingo, 11 de marzo de 2012

El Atlético de Madrid se reencuentra con su historia

Balonmano,  Copa del Rey 2012,  FINAL
 Balonmano Atlético de Madrid 37 – 31 F. C. Barcelona Intersport

El Balonmano Atlético de Madrid se ha proclamado en Torrevieja (Alicante) campeón de la  XXXVII Copa del Rey al vencer al F.C. Barcelona Intersport por 37-31. Después de 25 años, los rojiblancos han vuelto a alzarse con el prestigioso trofeo que ya consiguieran en la temporada 1986-87. El pasado año, aún como Balonmano Ciudad Real, también se proclamaron campeones del torneo.

Los pupilos de Talant Dujshebaev han cuajado una sensacional segunda mitad tanto en ataque como en defensa y con un excepcional José Javier Hombrados bajo palos han dado la vuelta a un partido que tenían en contra al descanso.
El Barcelona por su parte ha acusado de sobremanera las pérdidas de balón y la falta de la buena defensa que ya hiciera en los últimos minutos de su partido de semifinales frente a Cuatro Rayas Valladolid.

La final comenzó con alternancia de goles. Los parciales se iban sucediendo y ningún conjunto lograba alejarse en el marcador. Los chicos de Xavi Pascual pegaron un pequeño estirón con un parcial de 4-0 cerca del final del primer periodo. Los atléticos, guiados por Joan Cañellas lograron recortar las distancias y ponerse a un solo tanto al descanso. 14-15 para los blaugranas.

Hombrados, clave

El segundo periodo estuvo cargado de goles y paradas por parte del conjunto colchonero. Los madrileños salieron lanzados y con un parcial de 7-1 se pusieron por delante en el marcador. 21-18. El Barça no lograba hacer una buena defensa y cometió muchas pérdidas en ataque. Saric dejó su sitio en la portería al internacional sueco Sjostrand, que tampoco estuvo muy afortunado. Más tarde Sjostrand volvería a dejar su puesto a Saric. Los porteros blaugranas no tuvieron su mejor tarde.

No estuvo tampoco fino el bielorruso Rutenka con un flojo 36% de acierto en el lanzamiento. El que sí que tuvo su tarde fue el meta José Javier Hombrados, que con sus paradas desquició el ataque catalán y fue nombrado mejor portero de la final, finalizando el encuentro con 16 intervenciones y un 34%, mientras que sus homónimos Saric y Sjostrand finalizaron con un pobre 22%. Por su parte Lazarov fue nombrado máximo anotador de la competición.

El ataque del Atlético funcionó a la perfección en la segunda mitad y la distancia siguió creciendo con un carrusel de goles hasta alcanzar una máxima diferencia de seis.

Al término del partido la alternancia de tantos benefició a los rojiblancos que acabaron venciendo por 37 a 31 en lo que fue una gran final entre dos de los mejores conjuntos del balonmano mundial y en la que el Balonmano Atlético de Madrid se ha reencontrado con su historia.

Máximos goleadores:

Lazarov (7 goles), Aguinagalde (6 goles), Cañellas y Källman (5 goles). (Balonmano Atlético de Madrid).

Raúl Entrerrios (6 goles), Nagy (5 goles). (F. C. Barcelona Intersport).


No hay comentarios:

Publicar un comentario