jueves, 23 de octubre de 2014

Ciao Marco



El 23 de octubre es, y siempre será, un día muy especial para todos los amantes del motociclismo. Fue hace ya tres años, en esta misma fecha del 2011, cuando nos dejó uno de los pilotos más carismáticos de toda la parrilla de MotoGP, Marco Simoncelli.

Se nos fue en la pista de Sepang, haciendo lo que amaba por encima de todo, pilotar. Y es que cada fin de semana de gran premio, se le echa de menos. Sus piques, sus victorias, sus poles, sus derrapadas, sus declaraciones. Todo.

Pero el mundo de las motos no para. Llega la carrera de Malasia, y no se me ocurre un lugar mejor para homenajear al campeón italiano que se dejó la vida en el asfalto malayo. No dudo que así será.

Aunque el mundial no ha sido lo mismo sin él, hay que recordarle como era, un chico alegre y sonriente. Por eso, hoy he querido tener estas palabras en su honor y en su recuerdo. Seguro que allá donde esté, sigue disfrutando de las motos como nosotros disfrutamos con él.

Per sempre con noi, #SuperSic58



Aquí os dejo la crónica que escribí ese día, una de las más duras sin duda.


23 de octubre de 2011

“Este fin de semana no me apetece mucho hablar de motos, porque han sido lo menos importante y es que el Gran Premio de Malasia nos ha dado la peor noticia que nos podía dar a los aficionados al motociclismo, la muerte de un joven y carismático piloto.

El italiano de 24 años Marco Simoncelli, ha fallecido al verse involucrado en un fatídico accidente en la carrera de ayer domingo en el circuito de Sepang, circuito que le vio convertirse en 2008 en campeón del mundo de 250cc.

Un día negro para el motociclismo y para el deporte en general que llora la muerte de un buen piloto y gran persona. Simpático y siempre con una sonrisa en la boca.

Al paso por una de las curvas del circuito de Sepang, Marco perdía el control de su Honda y se aferraba a ella para poder reanudar la carrera pero la mala suerte, porque no se puede denominar de otra forma hizo que los dos pilotos y compañeros que venían por detrás no pudieran evitar atropellarle. Imágenes muy duras que me ha costado mucho ver y que me han recordado a días tristes ya vividos en el pasado con las muertes de Daijiro Kato (2003) y  Shoya Tomizawa (2010).

Uno en un día así no tiene palabras para contar lo que ha pasado porque te quedas totalmente helado al conocer la noticia.

Quien iba a saber que al entrar pasado en una curva y aferrarse al bien más preciado por un piloto, como en el caso de Marco era la moto, acabaría costándole la vida. Y lo que es peor, arrollado por dos compañeros como Colin Edwards y en el caso de Valentino Rossi, uno de sus mejores amigos. Es algo que no se puede explicar. No me imagino cómo deben sentirse ambos pilotos, ni la familia, pero les deseo lo mejor en estos momentos tan duros.

El mundo del motociclismo ha quedado consternado con la noticia y ha mandado mensajes de apoyo para la familia y los amigos del piloto italiano. Muchos de ellos a través de las redes sociales. Incluso pilotos con los que Marco había tenido discusiones debido a sus polémicas maniobras en la pista, como Jorge Lorenzo o  Dani Pedrosa se han mostrado en todo momento con Sic y su familia. Porque a pesar de ser rivales en la pista, fuera de ella todos son compañeros y nadie desea el mal para nadie. Y menos algo así.

Odiado por muchos y admirado por otros, Marco Simoncelli nos ha dejado haciendo lo que más le gustaba hacer, montar en moto. Por un día las carreras han pasado a un segundo plano y el mundo del motociclismo está unido por Marco Simoncelli, al que todos recordaremos como uno de los grandes pilotos y a los que muchos llamaban el “heredero de Rossi” por su atrevimiento, rapidez y valentía encima de la moto. Nunca olvidaremos sus adelantamientos al límite, sus victorias ni su campeonato mundial de 250cc. Se nos ha ido  “el pelo” del mundial. Nunca te olvidaremos.”

Per sempre con noi, SuperSic #58.

"No tengo miedo a matarme, se vive más en 5 minutos al máximo encima de una moto que lo que pueda hacer mucha gente en una vida entera".
Marco Simoncelli

No hay comentarios:

Publicar un comentario